no hay mal jardín sino mala elección

Hay plantas comestibles sabrosas y ornamentales para casi cualquier jardín para casi cualquier clima. Los lugares más soleados y las zonas con mejores suelos son las más adecuadas para la mayoría de los árboles frutales y hortalizas anuales. Por otro lado, hay hierbas arómaticas adecuadas para suelos rocosos o pobres, y algunas especies comestibles perennes para lugares húmedos. Casi cualquier planta comestible se puede utilizar en un paisaje ornamental, pero algunos son más adecuados que otros.

El cultivo de algunas especies hortícolas típicas puede ser demandante en cuanto a mantenimiento y cuidados, pero existen muchas otras posibilidades…hierbas culinarias, arbustos de frutos rojos, especies perennes comestibles, hojas verdes de rápido crecimiento, brotes, flores….

si queremos tener una enredadera que trepe por la verja que nos separa del vecino, mejor será plantar unos kiwis que hiedra verdad? con los mismos recursos conseguimos más beneficios y tan contentos:)

ha llegado la hora del paisajismo productivo!!

llevamos ya muchos siglos separando de manera drástica los jardines de los huertos, desde que acabó la edad media aproximadamente. y ahora toca unir, juntar, mezclar, fusionar y obtener de ese mestizaje, los mejores frutos que nos pueda dar nuestro jardín!

ya que le damos nuestros cuidados y recursos, por qué no le pedimos que nos de algo a cambio? tenemos que cambiar esa relación tan unidireccional que tenemos con nuestras zonas ajardinadas y volver al trueque. no sólo de frutos y hojas, también de hierbas y raíces, de cortezas y flores que hemos olvidado y tenemos que recuperar….

jardinería comestible, paisajismo productivo, jardines para comérselos…cebollino menta

volver a empezaar otra vez!!

9 de septiembre, cumpleaños de mi hermana (muchas felicidades Caye!!)  y como siempre hay que retomar el ritmo del final del verano… aunque no hemos parado!!!  

somos fanáticos del paisajismo productivo….estos días de estío, los de los frutos más sabrosos, hemos visto, olido y comido todo tipo de manjares que nos ofrece la naturaleza de manera espontanea y a veces, con algo de nuestra ayuda.

queremos que los jardines, terrazas, patios, balcones… sean parte de nuestras cocinas y despensas, no sólo composiciones de especies que hay que cuidar y regar sin que nos regalen nada a cambio.